Go to Top

HACER EJERCICIO EN EL EMBARAZO FORTALECE EL CORAZÓN DEL BEBE

¿POR QUÉ UNA MUJER EMBARAZADA DEBE REALIZAR EJERCICIO FÍSICO?

Aunque en los últimos años se ha hablado cada vez más de los beneficios que aporta el ejercicio físico a una mujer embarazada, parece que la sociedad no consigue liberarse del miedo a los posibles riesgos que entraña. Vamos a intentar perder esos miedos y explicar los grandes beneficios y los pequeños riesgos que puedan existir.

  1. ¿Qué beneficios tiene?

Los beneficios que podemos obtener son tantos que sólo podremos nombrar unos cuantos.

  • Ejercicio de resistencia: hay numerosos estudios (estudio, estudio) que demuestran que el ejercicio aeróbico ayuda a reducir el riesgo de diabetes gestacional. También ayudará a controlar el peso y a recuperar la figura tras el parto.
  • Ejercicio de fuerza: En ese estudio se pudieron comprobar los beneficios de un entrenamiento de fuerza en mujeres embarazadas. Entre ellos, disminuye el riesgo de hipertensión, prepara la musculatura para el parto. Ayuda también a reducir la acumulación de grasa y la hiperlordosis durante el embarazo (estudio), y por supuesto, disminuye o elimina los dolores típicos de un embarazo, como son las lumbalgias o los dolores ciáticos.
  • Beneficios para el feto: Para mí éstos son los más importantes ya que, nuestro pequeño es quien realmente importa en esta etapa. Aumenta la posibilidad de una mayor inteligencia del bebé (estudio), al realizar ejercicio también se fortalece el corazón del feto (estudio), aumenta la posibilidad de que el bebé tenga una mejor composición corporal en el futuro (estudio).

 

  1. ¿Cuáles son los riesgos reales?

Obviamente, el mayor temor que se puede tener al realizar algún ejercicio es la posibilidad de dañar al niño, pero esto es más difícil de lo que se suele pensar. No digo que todas las embarazadas deban empezar a correr, pero con un entrenador personal o grupos específicos para embarazadas no existe ningún riesgo.

Los verdaderos riesgos y consideraciones que se han de tener en cuenta son los siguientes:

  • No realizar planchas abdominales a partir de los 6 meses debido a que el peso del bebé puede empezar a ejercer demasiada presión sobre el recto abdominal.
  • Evitar correr también después del segundo trimestre, el peso del bebé puede ejercer presión en el suelo pélvico.
  • Evitar ejercicio aeróbico por encima del 70% de tu FCM (estudio)
  • Evitar levantar pesos por encima del 75% RM. Por debajo no hay riesgo (estudio)
  • Evitar ejercicios de impacto.

Todos los demás ejercicios, en principio, no suponen ningún riesgo en un embarazo saludable. Te aseguro que al feto no se va a quedar sin oxigeno por realizar un ejercicio de resistencia.

Está claro que, aunque los beneficios de realizar ejercicio durante el embarazo son para todo tipo de mujeres, hay un ejercicio apropiado para cada una. Una mujer ya entrenada, puede seguir realizando el mismo tipo de entrenamiento siempre que tenga en cuenta lo dicho anteriormente. Para una mujer que no haya realizado nunca ningún tipo de entrenamiento es un buen momento para empezar, pero obviamente deberá empezar con un entrenamiento más suave para evitar sobreesfuerzos y situaciones que puedan suponer algún riesgo, es decir, puede empezar a trotar suave, hacer un poco de bici o un entrenamiento de fuerza adaptado, pero no debe realizar entrenamiento de alta intensidad como crossfit o spinning. No obstante, lo ideal es acudir a un especialista y consultar siempre con el médico antes de realizar alguna actividad.

Si quieres empezar a realizar actividad física adaptada para embarazadas lo ideal es acudir a centros especializados o a un entrenador personal con experiencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *