Go to Top

POR QUÉ HAGO DIETA Y NO ADELGAZO

Por que no adelgazo

En mis años de experiencia como entrenador personal, me he cruzado con diferentes casos de personas que, a pesar de estar haciendo una dieta, no conseguían bajar de peso. Por mi experiencia, estos son los motivos por los que puede ocurrir esto.

1. Estás comiendo más de lo que crees. Son muchos los casos de personas que creen estar comiendo poco, pero no pierden peso. El problema es que, al no tener los suficientes conocimientos de nutrición, pueden estar consumiendo alimentos que aumentan demasiado las calorías, o simplemente no son conscientes de lo que realmente comen. Además, como vimos en este post, solemos pensar que podemos consumir alimentos light libremente. Si no quieres caer en este error, te recomiendo que cuentes las calorías pesando la comida. Sé que al principio puede parecer muy trabajoso, pero hay aplicaciones para esta tarea, que la hacen muy fácil y te aseguro que, si lo haces de esta forma, no fallarás.

2. Debes moverte más. Aunque el principio básico de come menos de lo que quemas parece fácil, hay factores que lo dificultan. Claramente, si tienes un trabajo muy activo, será muy fácil cumplir este objetivo, pero si eres una persona sedentaria, tendrás que comer cada vez menos para cumplirlo y te aseguro que esto no te conviene para nada, tu cuerpo entrará en modo ahorro, te encontrarás más cansado y cada vez te costará más perder peso. Mi consejo, haz parte del déficit calórico comiendo alimentos saludables (no procesados), en cantidades moderadas (haz el punto uno) y el resto, gástalo entrenando o andando un rato todos los días. Si puedes, hazte con un podómetro y ponte nuevas metas cada día. Sin duda, sumando este punto al anterior lo tienes todo hecho.

3. Fin de semana. Puede que lo estés haciendo todo perfecto de lunes a viernes y el fin de semana lo eches todo por tierra. Una comida libre de vez en cuando puede beneficiarte, pero la cena del viernes, las cervezas del sábado y la comida del domingo serán suficientes para dar un paso atrás cada semana. Es como si quieres ganar 100€ cada semana, ganas 20€ cada día de lunes a viernes, el sábado gastas 50€ y el domingo otros 50€. Tendrás 0€ a final del mes. Cambia los euros por calorías y tendrás la dieta del 80% de la gente.

4. Problemas de metabolismo. Este suele ser el menor de los casos, pero cabe esa posibilidad. Si realmente llevas una buena alimentación, te aseguras de estar en déficit calórico, eres una persona activa y aún con todo esto no bajas de peso, es posible que tengas algún tipo de desajuste metabólico. Recordemos que tus hormonas son las que regulan todo el proceso de eliminar o acumular grasa, es lo primero que debe funcionar correctamente. Hay que saber que productos como la coca cola dañan tu microbiota intestinal y producen desajustes hormonales (si crees que en una dieta podías tomar toda la coca cola Zero que querías estabas equivocado). En general, los productos ultra procesados (salchichas Frankfurt, palitos de cangrejo, refrescos light, pizzas congeladas…) contienen aditivos que dañan tu organismo y tu metabolismo.

Si crees tener algún desajuste hormonal, debes ir a tu médico y comprobar que no tienes hipotiroidismo. Eso sí, no vayas a molestar al médico si no te has molestado en contar calorías o cumplir todos los puntos anteriores…

A parte de problemas de tiroides, hay montones de desajustes hormonales, hongos, tumba metabólica, etc., que pueden provocar que no consigas bajar de peso. En estos casos debes ponerte en contacto con un profesional. En nuestro centro hemos conseguido recuperar la normalidad del entorno hormonal en diversos casos, a través de una buena alimentación y un entrenamiento personalizado. Uno de los casos más comunes, es tener el metabolismo lento a causa de haber hecho muchas dietas y vuelto a recuperar el peso repetidas veces. Para este caso, hay que tener estrategias específicas de recuperación para ese metabolismo dañado.

En resumen: Perder peso es relativamente fácil si cumplimos bien todos los pasos, pesa y cuenta bien lo que comes, muévete más, no te saltes la dieta a lo bestia, aunque tengas algún capricho de vez en cuando y come alimentos saludables eliminando los procesados para evitar daños metabólicos. Pero, sobre todo, lo más importante de todo, sin ninguna duda, SÉ CONSTANTE, puede que una semana no pierdas peso, pero los resultados se verán poco a poco si no te rindes. Las dietas milagro para tener figurín en un mes, a la larga, sólo van hacia el fracaso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *